Equipo A Tu Salud Web – Con información de prensalibre.com



Los campos magnéticos generados por dispositivos microscópicos implantados en el cerebro, pueden modular la actividad de las células cerebrales y reducir los síntomas de varios trastornos neurológicos como el Parkinson.
 
   Según resultados de una investigación que se publicó en Nature Communications, la estimulación micromagnética genera una actividad neuronal con impulsos eléctricos para estimular el cerebro, una terapia que puede reducir los síntomas de la enfermedad de Parkinson, otros trastornos del movimiento, la esclerosis múltiple y el dolor crónico.
 
   “Hemos demostrado que los campos magnéticos generados por estas diminutas bobinas, implantadas en el sistema nervioso central, pueden modular la actividad de las neuronas, lo que abre el camino a una nueva generación de prótesis neuronales más seguras y, posiblemente, más eficaces que la estimulación eléctrica convencional”, afirmó Giorgio Bonmassar, del Hospital General de Massachusetts, EE UU. 
 
   Sin embargo, los investigadores advierten que la resonancia magnética puede producir un calentamiento de los implantes metálicos, lo que daña el tejido cerebral adyacente y eso limita su uso en estos pacientes.
 
Comenta y se parte de nuestra comunidad