Equipo A Tu Salud Web

A la hora de ejercitarse las mujeres deben sentirse cómodas y por ello es recomendable que las prendas íntimas que utilicen brinden el soporte necesario y estén acordes con la actividad que se realiza.

   Así lo señala Maira Prado, licenciada en Fisioterapia y Speaker de CT Sport,  quien advierte que un sostén incorrecto, que comprime las mamas, promueve la caída del busto.

   “Las mujeres no deseamos tener ni las mamas aplastadas ni sentir los sostenes flojos durante el ejercicio. El sostén inadecuado promueve la caída de la mama, entonces si yo tengo mis mamas hacia abajo la tendencia de mi columna es hacia abajo. Si tengo un sostén que me sostiene las mamas yo me pongo derecha y veo hacia el frente”.

   Prado indicó que un sostén flojo hace que las mujeres se inclinen hacia adelante, lo que a su vez aumenta la predisposición a tener dolores en el cuello, en la espalda alta y en la espalda baja.

   Explica que durante el esfuerzo físico, el peso del pecho femenino puede multiplicarse por cinco. Además, el rebote de los senos cambia la postura y la mecánica de movimiento por tratar de proteger a los senos de su caída. “Por ejemplo, las corredoras colocan sus antebrazos a la altura de los senos por tratar de soportarlos, con ello se joroban y hacen pasos más cortos. Este tipo de adaptaciones no son sostenibles a largo plazo y terminan por sacar a las mujeres de su programa de ejercicios”.

   La especialista señala que en el caso de los sostenes deportivos las costuras deben ser planas para que no te irriten la piel, las cintas anchas para distribuir la tensión en más superficie de piel y no debe tener aros, ya que un sostén deportivo adecuado debe suspender los senos desde las costillas hacia arriba y no aplastarlos. También deben estar elaborados con tela que permita disipar el calor y sudor rápidamente y estar adaptados a la intensidad de la actividad física que se realice y al tamaño de la mama.

   Prado es Speaker de Zsport, fabricante de sostenes deportivos con la tecnología que se utiliza en los pacientes quemados. “Los pacientes quemados necesitan utilizar prendas compresivas, que es un tipo de ropa especial que produce una presión en la piel para que no crezcan las cicatrices y no comprometan la movilidad. Ese tipo de tejido lo trajo la tecnología de los sostenes y la tela produce una presión mínima necesaria para que las mamas queden suspendidas, porque, además, el tejido está confeccionado para que la suspensión sea desde las costillas hacia arriba, no como los sostenes deportivos clásicos que lo que hacen es aplastar la mama”.