Equipo A Tu Salud Web – Con información de la OMM y El Mundo.

En agosto se registró una temperatura media en el planeta de 14,7 grados centígrados que lo convirtió en el segundo mes más cálido de la tierra, informó la Organización Meteorológica Mundial (OMM). La medición registrada fue igual el mismo período en 2001 y 2011 y solo fue superada por la de agosto de 1998, cuando alcanzó los 14,8 grados.

   En 1880 comenzaron los registros oficiales de la temperatura del planeta. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), miembro de la OMM y adscrito a las Naciones Unidas, indicó en un comunicado que desde 1976 las temperaturas registradas en el mes de agosto siempre han superado la media de temperatura global del Siglo XX.

    Además, alertó la OMM, desde 1984 no ha habido un solo mes en el que la temperatura no haya estado por debajo de la media respectiva.

Los países que registraron un mayor incremento de las temperaturas por encima de la media fueron  Paraguay, el este de Canadá, el centro y sur de Europa, Australia occidental, el sur de Groenlandia, el oeste de Kazajistán y Japón. En cambio en varias zonas de Siberia las temperaturas se mantuvieron por debajo de la media durante ese mes.

   La NOAA advirtió que las altas temperaturas registradas en agosto redujeron la capa de hielo del Ártico a su extensión mínima media desde que hay registros: 4,7 millones de kilómetros cuadrados, 38,5 % por debajo del promedio entre 1979 y 2000.

Deshielo en ascenso

   Durante el pasado mes, la capa de hielo del ártico se redujo diariamente una media de 91,7 kilómetros cuadrados, el ritmo más rápido observado en ese período. El 26 de agosto marcó un mínimo histórico en 4 millones de kilómetros cuadrados.

   Peter Wadhams, profesor de la Universidad de Cambridge y uno de los mayores expertos mundiales en la evolución de las capas polares, indicó que el hielo ártico puede desaparecer  por completo en verano en 2015 o en 2016, según reseñó el diario El Mundo.

   El especialista advirtió acerca de un desastre global por la desaparición del hielo en las latitudes nórdicas y criticó la falta de acción de los Gobiernos ante las señales cada vez más visibles del cambio climático.

   “No podemos aplazar la acción ante el cambio climático unas décadas. Debemos actuar urgentemente no sólo para disminuir las emisiones de CO2, sino para estudiar otras formas de ralentizar el calentamiento global, como algunas de las soluciones de geoingeniería que ya se han propuesto”, explicó el profesor.

   “Llevo muchos años prediciendo el colapso. La causa principal es simplemente el calentamiento global: con temperaturas más elevadas se forma menos hielo durante el invierno y se derrite más rápidamente en verano”, advirtió Wadhams.

Comenta y se parte de nuestra comunidad