Fuente: Vista Magazine – ATS Web

 El rostro es la carta de presentación que posee cada ser humano, es por ello que su cuidado es esencial y mantenerlo es uno de los grandes desafíos que todo hombre y toda mujer poseen.

La estilista María Victoria Mejía aconseja sobre la importancia de seguir constantemente ciertos cuidados y hábitos concretos para mantener un cutis hermoso, es por ello que afirma  que “para un cutis hermoso solo se requiere de tres pasos habituales: limpiar, exfoliar e hidratar”.

Estos tres simples pasos deberían realizarse a diario, sin embargo la mayoría de personas tiende a pasarlas por alto debido a su agitado ritmo de vida o situación económica limitada. No obstante, María Victoria denota “para limpiar, exfoliar e hidratar la piel hay que tener varios tratamientos a mano, y no necesariamente con las cremas costosas”, es por ello que la experta en mascarillas y limpieza de cutis asegura que "en esta mala economía tenemos en casa productos naturales como la miel, que se puede combinar con frutas, avena, yogur y otros ingredientes para preparar nuestras propias mascarillas limpiadoras, exfoliantes e hidratantes".

Mejía quien hace unos meses se unió a la National Honey Board (NHB) para crear varias mascarillas para el rostro a base de miel, propone:

– Como mascarilla limpiadora se debe mezclar una cucharada de miel con una clara de huevo ligeramente batida y una cucharadita de leche en polvo. Esta mezcla debe ser aplicada con un pincel y se deja en el rostro por unos 15 o 20 minutos, luego se retira con agua tibia.

– Para el tratamiento humectante, la mascarilla lleva también una cucharada de miel, 1/4 de banano machacado, una cucharadita de hojuelas de avena y una cucharadita de yogur sin sabor, cuando todos los ingredientes estén incorporados totalmente se aplica también con un pincel sobre el rostro ya limpio.

Es importante señalar que las mascarillas, bien sea limpiadora o humectante no debe aplicarse en el área de los ojos y debe retirarse con agua tibia.

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad