Fuente: mundoaistencial.com – ATS Web

 No sólo son antiestéticos, sino que también tienden a bloquearse de forma más fácil que los poros corrientes. Esta obstrucción puede conducir al desarrollo de espinillas o granos que resultan difíciles de eliminar.

Aunque no hay una causa clara sobre ellos, muchos factores que van desde la edad a la genética para una piel grasa atribuyen a la aparición de estos. Los médicos son de la opinión de que los poros agrandados son causados por una excesiva producción de sebo (grasa secretada por los poros). El sebo endurece los poros y como resultado los agranda. El método más común de tratamiento de los poros dilatados es mantenerlos limpios y húmedos. Sin embargo, hay muchos métodos más para reducir la aparición de estos.

Las máscaras de tomate son buenos remedios caseros eficaces para los poros agrandados. No sólo reducen de tamaño al poro, sino que aclaran el tono de la piel. Corta los tomates, quita las semillas y ralla y aplica la mezcla sobre tu rostro. Déjalo durante un período de diez minutos y luego lávate con agua tibia. Para las personas con piel seca, agregar un poco de yogur natural a la máscara para hacer frente a la sequedad.

Las clara de huevo tienen propiedades tonificantes para la piel que pueden ser útiles en la reducción del tamaño del poro. También mejora la tez y junto con el zumo de naranja, pueden hacer milagros en tu piel. El zumo de naranja es un agente blanqueador natural.

Aplica una mezcla de los dos en la cara, luego déjalo durante veinte minutos.

El bicarbonato de sodio reduce los poros y también ayuda en la eliminación de la acumulación de piel muerta que podría haber contribuido a bloquearlos. Mezcla dos cucharadas de este con agua y masajea suavemente la pasta en la superficie de la piel con movimientos circulares.

Puede sonar contradictorio, pero en algunos casos, el fuego lucha contra el fuego, la adición de aceite para la piel grasa puede ser beneficiosa. El aceite de oliva virgen es conocido para combatir diversos trastornos de piel, y los poros agrandados no iban a ser una excepción. La aplicación de un poco de aceite forma una capa que ayuda en la desobstrucción de los poros.

Haz una pasta de sal y nata, luego frótala sobre la suciedad acumulada y las células muertas de la piel en los poros. El ácido láctico en el suero de leche ayuda a minimizar los poros dilatados mediante el desprendiendo de las células muertas de la piel. Deja la pasta aplicada durante 20 minutos y luego lávate con agua tibia.

Comenta y se parte de nuestra comunidad