Fuente: Comstat Rowland – ATS Web

La Bulimia es un trastorno psicológico que lleva al paciente a comer en exceso para luego vomitar de manera inducida, utilizar laxantes o diuréticos o realizar ejercicios en exceso.

La Anorexia es un desorden alimenticio que hace a las pacientes limitar su deseo de comer, sin importar las consecuencias. Ambas enfermedades encierran problemas de autoestima en las personas que los padecen, quienes siempre se mostrarán inconformes con su cuerpo y al mirarse al espejo  se verán gordas, a pesar de que no lo sean.

La bulimia puede traer complicaciones como baja de defensas, alteraciones digestivas, reflujo intestinal, perforación del esófago, pancreatitis, incluso enfermedades cardíacas, óseas y renales, mientras que la anorexia puede ocasionar la suspensión total de alimentos.  Entre el 10 % y el 18 % de las personas en el mundo que padecen estas patologías mueren.

 Estas dos enfermedades pueden afectar a personas de cualquier género y edad, pero son mucho más frecuentes en las mujeres y durante la adolescencia.

La nutricionista Beatriz Berlitz explica que los trastornos de la conducta alimentaria son todas aquellas medidas extremas que le permitan a una persona mantener o bajar su peso de manera radical e incluso peligrosa. “La bulimia, con una incidencia de 4 % en la población mundial; y la anorexia con 1 %, representan los trastornos de conducta alimentarias más comunes”.

 La licenciada Berlitz explica que ambas enfermedades persiguen un concepto errado de belleza formado por la misma sociedad. “La autoestima es el amor por uno mismo y es un proceso que se va aprendiendo en la vida. Las personas que la tienen baja se empiezan a sentir inferior a los demás, se comparan, critican. Hagan lo que hagan nunca están contentas con lo que son”.

Una vez diagnosticada cualquiera de estas dos enfermedades el apoyo familiar es imprescindible y representa parte de la terapia indicada por el médico especialista, generalmente psiquiatra.  Berlitz enfatizó que las personas cercanas deben impedir las actitudes comunes en este tipo de pacientes como lo son alimentarse una vez al día, eliminar las grasas de su dieta y dejar de comer en familia.

La marca juvenil de moda, maquillaje y accesorios, CyZone, lleva a cabo la campaña global “Quiérete”, que tiene como objetivo educar a los jóvenes en cuanto a estas enfermedades y sus consecuencias. Esta iniciativa forma parte de sus programas de Responsabilidad Social Empresarial y se lleva a cabo en 13 países de Latinoamérica.

Actualmente, acaban de activar una nueva fase que consiste en realizar una serie de jornadas educativas en diversos colegios y universidades de Caracas. Gisa Colasante, jefa de Marcas de Belcorp, explica que “la idea es crear conciencia en estas chicas sobre la importancia de sentirse bien con uno mismo. Por ello, queremos compartir con ellas la filosofía de CyZone: todas las jóvenes tienen algo especial que las hace bellas”.  Se trata de un plan que comenzó en la ciudad capital y que pretende expandirse por todo el país.