escasez de medicamentos
Foto referencial

El efecto placebo de los medicamentos es la capacidad curativa generada por la creencia del paciente de que realmente funcionarán. Gran parte de los medicamentos hipnóticos que se recetan contra el insomnio deben su efectividad a este fenómeno.

Investigadores de Estados Unidos y Reino Unido realizaron un análisis de más de 12 ensayos clínicos sobre la efectividad de algunos de los fármacos más comúnmente recetados para dormir que incluyen zolpidem, zaleplón y zopiclona, los cuales se han visto incrementados en uso porque se cree, son una alternativa más segura y con menos afectos adversos que las benzodiacepinas. El resultado fue que «los fármacos Z sí reducen la duración del tiempo que toma a una persona quedarse dormida, tanto subjetivamente como medido en un laboratorio de sueño. Pero casi la mitad del efecto del fármaco se debió a la respuesta placebo», aseguró el profesor Norishan Siriwardena, principal autor del estudio.

Sin embargo, los fármacos Z también pueden tener efectos adversos, incluidos pérdida de memoria y de equilibrio, fatiga, y algunos expertos también han cuestionado si sus beneficios superan estos riesgos.

Los estudios habían incluido casi 4.400 participantes de diferentes países, y habían sido presentados a la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para aprobación de nuevos productos.

«Sabemos por otros estudios que alrededor de 20 % de pacientes experimentan efectos adversos con las pastillas para dormir y una de cada 100 personas mayores sufrirá una caída, fractura o accidente de tráfico después de utilizarlas», señala el investigador.

El profesor Siriwardena expresa que el próximo paso es investigar otros posibles beneficios de las pastillas para dormir y no sólo el tiempo que tarda una persona en quedarse dormida.

Comenta y se parte de nuestra comunidad