Fuente: Hola.com-ATS Web


La osteoporosis consiste en una disminución de la densidad de los huesos, relacionada con la disminución de los estrógenos en la menopausia, y además existe más riesgo por el abuso del cigarro o el alcohol. Se manifiesta por dolor crónico en la columna vertebral ante un golpe aparentemente leve, y es el resultado de una fractura en el hueso debilitado.

Generalmente, se  trata con medicamentos que favorecen la fijación del calcio en el hueso, además de una adecuada higiene postural, en relación a las posiciones que favorecen o no al organismo.
 

La tendinitis crónica se presenta en mujeres trabajadoras, y consiste en el engrosamiento de las cuerdas que unen el músculo al hueso, llamadas tendones, perdiendo elasticidad, deshilachándose y rozando con su propia envoltura. Frecuentemente se presentan en la muñeca (enfermedad de DeQuervain), de codo (epicondilitis) y de hombro (tendinitis de manguito rotador). Si son lesiones leves se tratan con reposo, fisioterapia e infiltraciones, mientras los casos más graves requieren una intervención quirúrgica.
 

Los quistes son burbujas con líquido, cuyas paredes pueden continuarse con las de la cápsula articular o situarse por delante de la rodilla y en la prominencia del codo, que aparecen en zonas de continuo roce en el cuerpo.

El esguince ocurre cuando los ligamentos que unen un hueso con otro se lesionan. Es frecuente en mujeres jóvenes y deportistas, siendo más comunes las afecciones en el tobillo. Producen dolor en la cara externa e hinchazón local, y van desde un simple estiramiento del ligamento hasta una rotura grave. Habitualmente se repara con reposo y ejercicios en fisioterapia.

Cuando el primer dedo del pie se desvía hacia el resto de los dedos, se crea un reborde que se enrojece con el roce del zapato, y es a lo que comúnmente llamamos “juanete”, y a los médicos denominan Hallux valgus. Los tratamientos iniciales se orientan hacia la protección del pie frente a los rozamientos, y en otros más complicados se procede a la operación de corrección de la deformidad.
 

Finalmente, es frecuente la aparición del espolón calcáneo, una prominencia que se desarrolla en el talón, y se produce por una excesiva y mantenida tensión en una estructura llamada fascia plantar, la cual se inflama causando dolor. Es tratada con infiltraciones o cirugía. 

Comenta y se parte de nuestra comunidad