Fuente: muyinteresante.com.mx-ATS Web – ATS Web


Aparentemente, se ha encontrado una relación entre la velocidad de una persona al caminar y el riesgo a padecer demencia y enfermedad cardiovascular a futuro, según una investigación ejecutada por el Centro Médico de Boston.
 

Estos resultados aún no son concluyentes y deberán sustentarse en otras investigaciones para entender el porqué de esta asociación. En el primer estudio participaron más de 2.400 hombres y mujeres en edad promedio de 62 años. "Estas son pruebas básicas de oficina que pueden ofrecernos información sobre el riesgo de demencia y enfermedad cerebrovascular, y pueden ser llevadas a cabo fácilmente por un neurólogo o un médico general", indica la doctora Erica Camargo, que participó en la investigación.
 

Como antecedente se tomó en consideración un artículo publicado en el  British Medican Journal en 2009, asociando la velocidad al caminar y el riesgo de infarto. En esta investigación se encontró que las personas que caminan lentamente tienen más riesgo de infarto y otros problemas cardíacos. Otro estudio en Journal of the American Medical Association reveló una asociación entre la rapidez al caminar a los 65 años y la posibilidad de una vida más larga.
 

En este estudio los participantes fueron sometidos a pruebas de velocidad al caminar, fuerza de agarre y funciones cognitivas, y también se les realizaron escáneres cerebrales. Durante un monitoreo de 11 años, 34 personas desarrollaron demencia y 70 tuvieron enfermedad cerebrovascular. Al analizar los resultados con las pruebas iniciales, aquellos que caminaban más lentamente mostraron un mayor riesgo de demencia, y quienes tenían menos fuerza de agarre mostraron más riesgo de enfermedad cerebrovascular.

Los resultados del estudio serán presentados en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Neurología, por realizarse en el mes de abril en Nueva Orleans, Estados Unidos.
 

Por ahora, los científicos hacen una serie de recomendaciones para evitar la demencia, que incluye una dieta sana y balanceada, no fumar, mantener un peso adecuado, hacer ejercicio con regularidad y llevar un control regular de la presión arterial y el colesterol.

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad