Fuente: Agencia TIPS Imagen y Comunicación-ATS Web

Un laboratorio de marcha consiste en un estudio especializado para pacientes con alteraciones del sistema locomotor y neuromuscular, que les genere un trastorno al caminar. La única institución venezolana que cuenta con un laboratorio de este tipo es el Hospital Ortopédico Infantil. Cuenta con 13 años de funcionamiento y está dirigido por el doctor Carlos Prato, especialista en Neuroortopedia, Cirugía Ortopédica y Traumatología Infantil.

El estudio permite recoger datos e imágenes tridimensionales de todos los planos del paciente, que luego de procesados se transforman en un modelo biomecánico para analizar el comportamiento de pelvis, cadera, rodillas y tobillos. “Esto es excelente porque podemos ver las inclinaciones o desviaciones que tienen cada una de las articulaciones y además nos permite estudiar el movimiento”, detalla el doctor Prato.

Posteriormente, los especialistas en neuroortopedia analizan los resultados y levantan un reporte clínico, el cual servirá de guía para ortopedistas y traumatólogos. “Estos especialistas nos refieren a sus pacientes ya que los resultados del laboratorio de marcha permiten esclarecer si es necesaria una rehabilitación, prótesis o cirugía; incluso se ha convertido en un requisito indispensable antes de tomar una decisión clínica o quirúrgica”, señala el especialista.

 Los candidatos a este estudio deben caminar por sí mismos, o en todo caso, apoyados en una andadera o bastón; y tener una talla mínima de un metro de altura. Los especialistas están en capacidad de atender a pacientes con parálisis cerebral, distrofia muscular, miopatías, mielomeningocele (espina bífida) o cualquier patología músculo-esquelética que altere la acción del caminar. Así mismo, los médicos decidirán quiénes requieren prótesis de cadera o rodillas.

 El laboratorio de marcha no sólo se dedica al área clínica, sino también a la científica. “Hemos creado protocolos y trabajos científicos. Desde hace 8 años tenemos un entrenamiento tipo fellowship, curso de especialización, único y avalado por la Sociedad Venezolana de Cirugía Ortopédica y Traumatología en el cual han participado colegas de Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Perú y República Dominicana. Asimismo, hemos entrenado a venezolanos en el laboratorio para estudios básicos y avanzados de análisis de la marcha”.

Según el doctor Prato, los resultados están disponibles en un plazo aproximado de 15 días.  “Realizamos en promedio 500 pruebas al año, de lunes a viernes, y atendemos entre 3 y 4 pacientes diariamente, a quienes se les puede dedicar más de 1 hora. Invito a los colegas a que refieran nuestra institución a sus pacientes, así como el cardiólogo pide un electrocardiograma; el gastroenterólogo, una gastroscopia; y así cada especialidad. El laboratorio de marcha, es una herramienta que ha cambiado la historia de la cirugía ortopédica y la traumatología, que debe ser solicitado, previo a cualquier decisión”.

Comenta y se parte de nuestra comunidad