Fuente: Enforma180.com-ATS Web

Los glúteos son una de las partes más atractivas del cuerpo femenino, pero frecuentemente se ve afectado por la acumulación de grasa y la aparición de celulitis. Combatir estos problemas es cuestión de hacer ejercicio, pues son músculos que responden inmediatamente al entrenamiento. Según SportLife, existen varios ejercicios para aumentar el volumen y tonificar simultáneamente.

 1. Pelota tonificante: coloca una pierna encima del balón, flexiona tu cuerpo hacia delante, mientras extiendes tu pierna hacia atrás, rodando el balón. Recuerda contraer el músculo mientras haces el movimiento. Este ejercicio puede complementarse con mancuernas.

2. Levantamiento: acuéstate boca arriba con las plantas de los pies apoyadas en el suelo y los brazos extendidos al lado del cuerpo. Contrae los músculos de los glúteos y el abdomen. Separa tu cuerpo del piso, deja que tus rodillos y hombros formen una línea recta r regresa a la posición inicial. Para obtener resultados eficaces, realice 3 series de 15 repeticiones cada una.

3. Flexión: apoyando las palmas de las manos y las rodillas en el piso, estira tu pierna derecha hacia atrás, de modo que quede en línea recta con tu cuerpo. Estira tu brazo izquierdo hacia adelante. Mantén unos segundos y regresa a la posición inicial. Haz 3 series de 15 repeticiones.

4. Step lateral: párate junto al step o plataforma antideslizante, sube tu pierna izquierda, coloca tus manos en la cintura, baja tu cadera a la altura de la rodilla izquierda, al mismo tiempo que flexionas la pierna derecha. Regresa a la posición inicial. Haz 3 series de 15 repeticiones y cambia de lado. Recuerda que entre más bajes la cadera, mayor será el trabajo de los glúteos.

5. Step frontal: párate tres pasos atrás del step, sube tu pierna izquierda y flexiona tu cuerpo hacia adelante hasta que tu rodilla toque tu pecho. Regresa a la posición inicial. Haz 3 series de 15 repeticiones y cambia de pierna.

Antes de comenzar cualquier rutina, no olvides realizar ejercicios de calentamiento para prevenir desgarres o lesiones. Mantén una botella de agua a tu lado para que te hidrates entre cada movimiento.

También puedes intentar fortalecer los glúteos sin ejercicio, contrayendo y relajando estos músculos mientras estás parada. Siendo constante puedes llegar a notar menos flacidez.

Recuerda también tomar abundante agua, utilizar las escaleras en cuanto tengas la oportunidad y comer saludablemente.

Comenta y se parte de nuestra comunidad