Fuente: ATS Web


El estrés socava al organismo y la voluntad lentamente. El sentirse cansado a pesar de haber dormido durante la noche, perder la motivación, así como la hiperactividad, sudoración excesiva y taquicardia, son algunos síntomas del estrés que deben encender las alarmas antes de que el organismo comience a somatizarlo (transformar inconscientemente una afección física en orgánica).

Hay una diferencia entre cansancio y estrés, el primero se soluciona con un buen descanso, mientras que el segundo no. Las personas que lo padecen aunque intenten dormir no pueden y al levantarse siguen sintiéndose agotados o irritados, explica Nancy Caballero, vicepresidenta de la Asociación Argentina de Salud Mental en Mendoza.

Los spa fueron concebidos para combatir el estrés, sus consecuencias y promover la salud física y mental. Se trata de establecimiento de salud donde se ofrecen tratamientos, terapias o sistemas de relajación, donde la base principal es el agua.  
 

Estos establecimientos tienen piscinas, jacuzzis, hidromasajes, chorros y sauna. Las personas que acuden a estos reportan una mejoría después de visitarlos varias veces.
 

Las terapias que se ofrecen ayudan a desintoxicar el cuerpo, renovar la mente y el espíritu. Hay algunos que ofrecen un fin de semana para consentirse que incluyen circuitos de aguas (el usuario pasa por chorros de agua de diferentes temperaturas); aguas termales y minerales (piscinas que pueden ser naturales o artificiales, algunas están enriquecidas con minerales que son beneficiosos para el organismo); masajes (pueden ser terapéuticos o relajantes) y tratamientos de belleza: Muchos Spas han incluido entre sus servicios tratamientos de belleza (chocoterapia, lodoterapia, cristaloterapia, entre otros).