Fuente: Lenny Durán

A Daniela Bascopé la vida le dio una segunda oportunidad que ha sabido aprovechar al máximo. La actriz venezolana superó un cáncer en el sistema linfático, que lejos de minar su voluntad le dio fuerzas para seguir adelante con nuevos proyectos.

La fundación Bascopé Van Grieken (que atiende, guía y alienta a todas las personas con linfoma- leucemia), así como su reciente video clip “Tango Remedio” y el libro “Vencer y Vivir”, son frutos de su esfuerzo por ayudar quienes padecen esta enfermedad. La actriz, además, ha incursionado en otras facetas artísticas como cantante, escritora, directora y guionista.

-¿Qué cambió a raíz de la enfermedad?

-Valoro más las cosas pequeñas de la vida. Pero ahora a partir de lo que yo pasé soy más propensa a tomar riesgos creativos, creo que es algo que viene después de estar en una situación tan límite.

Hay un antes y después en todos los años de vida de cualquier ser humano, la cosa está en ponerle ojo, aprovecharlo y aprender. Lo que hace una enfermedad es que te obliga a que pongas foco pero si uno pone foco a las cosas en situaciones normales puedes ir cambiando, modificando cosas y aprendiendo.
 

-¿Qué la motivó a escribir su libro?

-Fue como una catarsis. Esto me sirvió para empezar a ver la enfermedad como una oportunidad de crecimiento a pesar de todo el sufrimiento que ya de por sí puede traer. Hay cosas que tú ves de ti misma mientras estás en un proceso de sufrimiento que de pronto en tu vida normal no ves aunque estén allí, eso fue lo que me hizo redimensionar una cosa tan dura.
 

-¿Qué metas le falta por lograr?

-Mejorar en todas las actividades creativas que ha realizado, entenderme más, crecer, superar unos cuantos miedos y ser mejor persona.
 

-¿Un mensaje para el público?

-Mi mensaje es para el país, necesitamos no solamente más tolerancia y paz, necesitamos abrir los ojos, así como a las personas les pasa la enfermedad a las sociedades también.  Mi mensaje es al despertar, cuando eso comience a pasar es posible que algo cambie.  

Comenta y se parte de nuestra comunidad