Por: Inés Larrea

La enfermedad neumocócica es una severa infección bacteriana provocada por la bacteria Streptococcus pneumoniae (conocida como neumococo), afectando en su mayoría a niños y ancianos, hasta provocar la muerte. A pesar de que por medio de la vacunación la muerte es prevenible.


Este mal está catalogado como uno de los principales problemas de salud pública en todo el mundo y está asociado con un alto índice de mortalidad y otras enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha sido el responsable del fallecimiento de 869.000 adultos en 2002.


El neumococo es la causa más frecuente de neumonía bacteriana, que conlleva a padecer neumonía neumocócica, meningitis neumocócica y bacteremia neumocócica. Entendiendo que la neumonía, es una infección respiratoria que afecta la función pulmonar, es catalogada como el asesino de los niños y ancianos.


Hablan los expertos

La doctora María Luisa Ávila, especialista en enfermedades infecciosas y salud pública, exministra de Salud de Costa Rica, explica que la salud de los adultos mayores se ha visto muy comprometida: “Actualmente, en Latinoamérica y el Caribe, casi 50% de los adultos mayores no tiene recursos para sus necesidades diarias. No estamos acostumbrados a tratar ancianos y los vemos como el último eslabón de la vida, por ello desde niños debemos formarlos para tener adultos mayores sanos”.


El doctor Alejandro Cané, especialista en Pediatría e Infectología Pediátrica y miembro de la Comisión de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología, señaló que hay dos grupos que sufren de las enfermedades neumocócicas y son los niños menores de 2 años y los adultos mayores de 50. “La carga de enfermedad neumocócica en los niños menores de 2 años es muy alta, y la mortalidad oscila entre 1-2%. A partir de los 50 años de edad la mortalidad es 10 veces mayor, entre 12-15%”.


Conforme la población envejece, el número de personas en riesgo por la enfermedad aumenta, sin olvidar que hay factores adicionales que incluyen otras enfermedades como las del corazón, diabetes, asma, contacto con infantes, un historial como fumador, entre otras. Es importante resaltar que el fumar aumenta hasta cuatro veces el riesgo de contraer la enfermedad neumocócica.


Por esta razón el doctor Cané recomienda vacunar a niños y ancianos, para desarrollar una sociedad sana y protegerlos, al mismo tiempo que los gastos en atención de salud disminuirán considerablemente.


El doctor Raúl Istúriz, venezolano con amplia experiencia en enfermedades infecciosas y ex Director del Servicio de Vacunación de Adultos en el Centro Médico Docente La Trinidad, refiere que la enfermedad neumocócica se puede manejar de tres maneras. “Se pueden mejorar las condiciones generales de salud de la población, tratar correctamente las infecciones desde muy temprano, aunque es muy difícil, por la resistencia a los antibióticos, y vacunar”.


En este sentido, Istúriz señala que el problema desde los 50 años de edad, y que se agudiza a partir de los 60, es que el adulto puede aspirar cantidades mínimas de la bacteria neumococo que tiene alojada en la nariz y garganta. Entra a los pulmones, se reproduce, y el cuerpo no obtiene defensas que puedan parar este hecho.


Vacuna preventiva

La vacuna conjugada neumocócica de 13 serotipos (VCN-13) ha logrado eficacia en la reducción de la enfermedad neumocócica invasiva en los niños. Recordemos que en Venezuela contamos con esta vacuna aprobada en niños entre las seis semanas y los cinco años de edad. Asimismo, las agencias regulatorias de Venezuela, Estados Unidos y Europa, así como la Organización Mundial de la Salud, ya dieron el visto bueno a la nueva indicación de VCN-13 para la prevención de la neumonía y la enfermedad invasiva, causada por el neumococo en adultos mayores de 50 años de edad. Más de 60 países la han aprobado.

También puedes consultar:

La Neumonía preocupa a la Unicef

Infecciones respiratorias

Los adultos también necesitan inmunizarse

Comenta y se parte de nuestra comunidad