Por: Kenelma García
 
Una investigación llevada a cabo recientemente, por un equipo de expertos de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), y publicada en la revista Nature Communications, demostró que no dormir las horas suficientes, trae como consecuencia mayor debilidad ante la “comida chatarra”, ya que la falta de sueño afecta el lóbulo frontal del cerebro, encargado de regular la toma de decisiones.
 
Para realizar la investigación, los científicos norteamericanos sometieron a 23 adultos jóvenes, con buen estado de salud, a una resonancia magnética funcional luego de tener una noche de buen sueño y otra de insomnio. El resultado demostró que la parte del cerebro que controla las decisiones se afecta por la falta de descanso, por lo cual las personas son propensas a desear comida rápida.
 
Explica el doctor Matthew Walker, profesor de Psicología y Neurociencia de este centro universitario y autor principal del estudio, que “las regiones cerebrales necesarias para ejercer juicios complejos se embotan por la falta de sueño, mientras que las estructuras primarias que controlan la motivación y el deseo se amplifican".
 
Agrega el especialista que “esta combinación de la actividad cerebral alterada y la toma de decisiones, puede ayudar a explicar el hecho de que las personas que duermen menos tiendan a tener sobrepeso u obesidad". 
 
Estos hallazgos se suman a las pruebas realizadas desde hace algún tiempo, según las cuales, dormir poco produce obesidad. Por lo cual, la recomendación de los expertos, es descansar como mínimo 7 u 8 horas en la noche. 
 
 
Comenta y se parte de nuestra comunidad