Por: Inés Larrea

La donación y el trasplante de órganos es una realidad que viven día a día muchos venezolanos y personas en el mundo entero. Estos individuos con problemas graves en el corazón, hígado, pulmones o con alguna enfermedad renal, pueden mejorar considerablemente su calidad de vida con un trasplante de órgano.


El trasplante de órgano es un procedimiento quirúrgico que consiste en la transferencia de un tejido u órgano de su cuerpo original a otro diferente. Este procedimiento médico  permite restaurar las funciones perdidas o lesionadas e incluso, en algunos casos, salvarles la vida a los pacientes. No obstante el éxito de la operación dependerá del control médico y el cumplimiento estricto de las indicaciones aportadas por el especialista de cabecera.


Igualmente, las personas a quienes se les realizó algún trasplante deben tomar inmunosupresores, medicamentos, que deben tomar de por vida para prolongar la sobrevida del órgano trasplantado.


El jefe de la Unidad Quirúrgica de Trasplante Renal del Hospital Miguel Pérez Carreño en Caracas,  doctor Gildardo Guerrero, explica que una vez realizada la operación, normalmente los pacientes pasan una semana en periodo de observación en el que se inicia el tratamiento con inmunosupresores para evitar que el organismo rechace el nuevo órgano y, por el contrario, lo acepte.


“Estos medicamentos deben ser suministrados de por vida porque ellos bloquean las defensas naturales que el organismo tiene para identificar como extraño un órgano trasplantado y generar una respuesta contra él. De esta forma, se garantiza un resultado satisfactorio para el trasplante realizado”, acota.


¿Cómo debe ser el cuidado de un paciente trasplantado?

El experto señala que “durante el posoperatorio, los cuidados que debe tener el paciente en su casa son menos  estrictos  que  durante su hospitalización. Las consultas médicas de control pueden ser frecuentes al inicio, pero con el tiempo se van espaciando. Claro está eso dependerá de la evolución de la persona. Usualmente, es recomendable chequearse una vez a la semana, durante el primer mes después de la intervención quirúrgica, y luego acudir cuatro veces al año durante toda la vida”.


Igualmente recomienda ingerir mucho líquido, entre litro y medio o dos al día, y mantener sanos hábitos de alimentación bajos en sal. “También es importante hacer actividad física como caminar, aunque sea tres veces a la semana”, afirma.


Según el doctor Guerrero una persona que cumpla con las indicaciones de su médico tratante, tiene mayor probabilidad de ser productiva nuevamente. “Conozco casos de personas que han participado en olimpiadas de trasplantados e incluso han ganado premios”. 


Para una buena recuperación

-Tome los medicamentos tal cual le indicaron, sin efectuar ningún cambio por lógico que le parezca y sin antes consultarlo con su médico.


-Se recomienda no levantar peso y no realizar oficios como: barrer, trapear, lavar ropa o planchar hasta 40 días después de la cirugía.


-En términos generales, podrá consumir toda clase de alimentos y solo se deberían apartar aquellos que afecten la curación de la cicatriz  o interfieran con los  medicamentos,  según indicación del médico.


-Puede comer frutas, pero sin concha.


-Puede comer verduras cocinadas.


-Debe tomar la medicación  a las horas indicadas.


Fuente: Información cortesía de Novartis Venezuela – ontv-venezuela.org


También puede consultar:

La historia detrás de un trasplante de órganos

La donación desde el aprendizaje

Apoyo familiar es vital luego de recibir un trasplante

Comenta y se parte de nuestra comunidad