foliculitis

La foliculitis se refiere a todo proceso de inflamación de los folículos pilosos que se presenta en cualquier área corporal que tenga vello o pelo terminal y puede ir acompañado o no de infecciones. Generalmente causa una erupción de pequeñas protuberancias de color rosa o cabeza blanca en la zona afectada.

Esta infección de los folículos tiene diferentes causas, no obstante una de las más frecuentes son las de origen traumático, tipo exfoliativo como los raspones o escoriaciones, lesiones de rascado y procesos de rasurado. La doctora Carmen Beltrán, médico estético, explica que esta inflamación también se puede producir por alergias a apósitos adhesivos, es decir, curitas o por trastornos de tipo hormonal, siendo los más comunes los desequilibrios de insulina y cortisol.

Sintomatología

 

La foliculitis suele presentarse con la aparición de un halo rojizo alrededor del orificio donde debe salir el vello, acompañado de prurito (picazón), luego se tornan dolorosas pudiendo sobre infectarse generalmente con bacterias, lo que generará la aparición de pus, y eventualmente convertirse en un furúnculo verdadero.

Tratamiento

 

Para tratar este proceso infeccioso – inflamatorio la experta comenta que lo ideal es la prevención pero, una vez instalado el cuadro, el tratamiento dependerá de la severidad del mismo pudiendo tratarse simplemente con pomadas o ungüentos, antibióticos o antiinflamatorios locales o, por el contrario, amerita acudir a la consulta médica con la indicación de antibióticos, fungicidas (según sea el caso) vía oral y hasta el drenaje del material infectado.

Prevención

 

Como medida preventiva lo primero que debe hacerse es conseguir el agente causal de la foliculitis para así dar un tratamiento asertivo. En el caso de ser un desequilibrio hormonal, deberá acudir al especialista (endocrinólogo) para controlar sus niveles hormonales. En el caso de la alergia, con evitar el componente alergénico será suficiente.

Ahora, si la causa es el rasurado, deberá usar las siguientes recomendaciones para mejorar el proceso: humedecer bien la zona antes del rasurado, rasurar en sentido de la salida del vello y nunca en contra, colocar productos queratolíticos tipo ácido salicílico o glicólico para evitar la obstrucción del poro, mantener la zona hidratada con cremas humectantes y, finalmente, exfoliar el área 1 a 2 veces por semana. En caso de no ser positivo el resultado, la última opción será la foto depilación definitiva con láser ya que sin vellos no habrá foliculitis.

 

Complicaciones

 

Las complicaciones más frecuentes de las foliculitis a repetición son las cicatrices y las infecciones diseminadas que pueden llegar a convertirse en una celulitis infecciosa ameritando hospitalización inclusive.

Fuente: Dra. Carmen Beltrán

Comenta y se parte de nuestra comunidad