Por: Inés Larrea

El mal olor en las axilas es un mal común que afecta tanto a hombres como a mujeres, se trata de una patología relacionada con las glándulas apocrinas que causa un olor muy desagradable e imposible de disimular

La médica estética, Carmen Beltrán explica que el mal olor en las axilas, mejor conocido como la Bromhidrosis puede tener varios agentes causales tales como trastornos glandulares, tipo de alimentos que consume con frecuencia, medicamentos, malos hábitos de aseo y exceso de sudoración. La mayoría de las veces, se explica por una reacción química donde el sebo producido por las glándulas al entrar en contacto con las bacterias de la zona producen un olor muy desagradable.
 

La bromhidrosis se puede presentar a partir de los 15 años, edad en la que comienzan a funcionar las glándulas apocrinas y no desaparece nunca, aunque en las mujeres se suele disminuir después de la menopausia.

Manuel Fernández, dermatólogo del grupo Pedro Jaén (Grupo de dermatología española), comentó a la agencia de información EFE salud, que esta enfermedad se distingue por el olor característico a sudor pero intensificado de tal forma que no se puede esconder. Lo bueno es que tiene soluciones que no intentan disfrazar el olor, si no acabar con él por completo.
 

“El paciente debe usar jabones que llevan germicidas en su composición para eliminar las bacterias de la piel y que en definitiva son las que descomponen el sudor. Además, también se recomiendan antibióticos tópicos en lugar de cremas hidratantes”, comenta el experto.
 

Por su parte, la doctora Beltrán explica que entre las medidas más comunes para evitar la bromhidrosis están mantener la zona muy limpia, lavándola con jabones antisépticos 2 a 3 veces al día dependiendo cuanto sude durante el día, cambiar la ropa diariamente y las toallas del baño con frecuencia.
 

Igualmente, recomienda disminuir el consumo de alimentos como cebolla, ajo, especies tipo curry y cominos, o cualquier otro que considere que aumenta la producción de olores. Si el sudor excesivo (hiperhidrosis) se encuentra acompañando esta situación, la opción ideal es el uso de toxina botulínica para controlarla colocándola en la zona afectada o sino, ir a la opción quirúrgica.
 

El médico Manuel Fernández también recomienda la depilación, tanto en hombres como en mujeres, pues el vello contribuye a que haya más producción de sudor. Además, si la persona practica algún deporte, debe optar por un antitranspirante potente y que contenga cloruro de aluminio al 20%.
 

Para obtener más información acuda a un médico especialista, él es el encargado de ayudarlo a controlar, evitar y darle solución al mal olor de las axilas.
 

Fuente: Carmen Beltrán, médico estético, www.carmenbeltran.com – www.20minutos.eswww.efesalud.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad