Por: Inés Larrea

Blanca, dorada, verde y roja Navidad, fecha que nunca viene sola, siempre está acompañada de la alegría y numerosas celebraciones abundantes en comidas y bebidas, en especial las alcohólicas.
 

Como estas bebidas son las compañeras fieles de la época, muchos se exceden en su consumo sin pensar con madurez en las consecuencias que esto puede acarrear. Resacas, dolor de cabeza, náuseas, dificultad para dormir y malestares digestivos, son apenas algunos de los efectos que genera el alcohol.
 

Por tal razón, no vale la pena alterar los hábitos saludables que cada uno tenga y el alcohol no debe ser el precursor de un festejo mal disfrutado, es por ello a continuación le facilitaremos algunos consejos para moderar  su consumo en estas fiestas de fin de año.
 

Disfrute sanamente y sin consecuencias

Para que usted pueda consumir bebidas alcohólicas sin sufrir las consecuencias que traen los excesos, a continuación le ofrecemos varias recomendaciones para moderar su consumo y tener unas felices fiestas.

-Si no le gusta el alcohol no lo beba: si las bebidas alcoholizadas no son de su agrado no beba, escoja otro tipo de líquido que sea de su preferencia.
 

No obstante en esta fechas decembrina usualmente se hace el brindis por la cena de navidad, año nuevo, en el que cualquier bebida acorde con el momento es la que está presente, ante esto, usted puede disfrutarla saboreando y bebiendo despacio, para evitar cualquier efecto secundario.
 

Agregue hielo extra al vaso: de esta forma la bebida se diluye y el hielo ocupa lugar, permitiéndonos beber menos alcohol sin darnos cuenta.
 

-Elimine el pitillo o el sorbete: con el uso de estos se bebe más rápido y por ende, más cantidad, en cambio al eliminar este objeto del vaso, se podrá beber más pausado y disfrutando de la bebida que escogió.

-Elija tragos sin mucha azúcar: por un lado ahorrará calorías, pero por otro, al escoger tragos sin mucho azúcar no beberá tanto, pues el azúcar mejora el sabor de las bebidas y estimula a continuar bebiendo. Por ello, si elige un trago o bebida, prefiera aquellas que le gustan y  que tengan  menos azúcar.

Con estas recomendaciones usted podrá beber en las fiestas de fin de año pero de manera más moderada, evitando así malestares y consecuencias negativas a causa de un exceso de alcohol en su organismo.
 

Fuente: www.salud180.com, www.vitonica.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad