piel
Foto Referencial
Por lo general, diciembre es un mes de vacaciones. Algunas personas viajan a lugares fríos y otras a lugares cálidos. Lo importante es que, independientemente del clima, hay que mantener el cuidado de la piel, debido a que las temperaturas extremas causan daños en la epidermis.
A continuación algunos consejos dermatológicos al llegar de vacaciones:
En lugares fríos: 
• Aplicar cremas hidratantes para evitar la resequedad en la piel. El frío produce deshidratación cutánea, las cremas ejercen un efecto de barrera que impide que la piel se deshidrate.
• Evitar bañarse con agua caliente, las altas temperaturas pueden ocasionar irritación y daños en la piel.
• Revisar constantemente el estado de la piel. Si se observa alguna herida debe tratarla de inmediato para evitar infecciones. La piel reseca está propensa a cortes o heridas.
• Al estar expuesto al sol no olvidar le uso del protector solar.
• Para evitar que los labios se resequen, se agrieten y sangren, aplicar algún bálsamo hidratante protector.
En lugares cálidos:
• Ante la aparición de manchas o lesiones sospechosas acudir al médico especialista, en este caso un dermatólogo, para que este lo diagnostique correctamente y le indique el tratamiento adecuado.
• Utilizar jabones que no alteren la capa de lípidos de la piel.
• No olvidar el uso del protector solar y de accesorios que lo protejan de los rayos ultravioletas, como gorros, sombreros y lentes.
• Para aliviar las quemaduras aplicar compresas frías de manzanilla con aloe vera y pepino durante 15 minutos.
Los expertos recomiendan que este plan de acción se mantenga durante todo el año, no sólo al regresar o al estar de vacaciones. Siempre es importante el uso del protector solar, abandonar el tabaco, seguir una dieta saludable rica en frutas y verduras, controlar el estrés e hidratar el cuerpo adecuadamente.
Fuente: http://sergiovano.blogspot.com/ http://www.consumer.es/

También puede consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad