Por: Inés Larrea

El frío, el calor, la humedad y el clima seco, son apenas algunos de los factores que predisponen a que nuestra piel se maltrate produciendo enrojecimiento, descamaciones, picazón y hasta hipocromías o pigmentaciones. A esto también le sumamos los agentes psicológicos como el estrés, el insomnio y la depresión, todos estos pueden afectar visiblemente el órgano más grande del cuerpo.

La doctora Marta Sánchez, dermatóloga, explica que para remediar la piel maltratada por los agentes antes expuestos, lo primero que se debe hacer es tratar de corregir aquellos factores que la lesionan tomando en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Utilizar cremas cuando haya resequedad, así se evita la aparición de purito o picor.

– Tomar baños con poco jabón y con agua tibia.

– Evitar la humedad excesiva en la piel, esto para prevenir la formación de hongos tanto en la piel como en las uñas. Se debe secar bien las zonas menos ventiladas y procurar no usar la ropa húmeda.

– Si hay síntomas de insomnio, cambios de humor, y tristeza que no pueda ser manejado en corto tiempo se recomienda consultar con un especialista ya sea psicólogo o psiquiatra.

Recomendaciones para su piel

La experta destaca que es importante que ante un cambio o alteración en su piel consulte con un dermatólogo, él es el encargado de hacer las observaciones pertinentes así como también el que le sabrá prescribir algún tratamiento acorde a su tipo de piel o a la patología que se observe. Asimismo añade que hay que tener paciencia en el caso de daño a causa del sol, ya que los tratamientos que se aplican  son largos y periódicos.

Igualmente vale la pena destacar que el cuidado de la piel no se debe olvidar, recordemos que es el órgano más grande que el cuerpo posee y por ende debe consentirse. Es por ello que le sumamos lo siguiente:

– En el caso del rostro, no vaya a la cama sin antes haberse quitado el maquillaje, inclusive si ya es tarde o está cansada.  Recuerde que para lucir una tez fresca, luminosa y oxigenada debe estar limpia. 

– No se asolee en exceso, ya puede tener problemas tan severos como quemaduras, fotoenvejecimiento, manchas y aparición de cáncer en la piel.  Es por ello que los expertos recomiendan el uso de protector solar sin importar a donde vaya.

– Manténgase hidratado, así su piel lucirá más bella por el efecto humectante.

Fuente: Dra. Marta Sánchez, dermatóloga – www.saludymedicinas.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad