Por: Inés Larrea

Loni Jane Anthony, mejor conocida como “la chica cambur”, es una australiana que ha logrado obtener una envidiable figura con tan solo comer 51 cambures al día, sí como lo lee, ¡cambures!, y es que muchos han pensado que esta deliciosa fruta rica en potasio y también en azúcar debe ser excluida de la dieta, pues así sugieren especialistas. Sin embargo para saber a ciencia cierta cuál es la opinión de los expertos, lea a continuación.

¿Cuáles son los beneficios y perjuicios de esta dieta?

Según explica la Lic. Janet Rodríguez. Nutricionista, especialista en nutrición, endocrinología y metabolismo. Loni Jane, es una vegetariana estricta que come únicamente hortalizas, frutas y nada de alimentos de origen animal, por lo que este tipo de dieta debe ser muy bien vigilada.

Básicamente se puede decir que no cumple con los principios de la nutrición balanceada (Calidad, Cantidad y Variedad).

Calidad: es pobre o nula ya que no consume proteínas de alto valor biológico como las que se obtienen del queso, leche, huevos, pescados, pollo y carnes rojas.

Cantidad no se cumple, pues comerse de una vez 20 unidades de cambur o 2 piñas es un exabrupto, recordemos que la recomendación Mundial es ser moderado en el consumo de cualquier tipo de alimento.

Variedad tampoco se cumple, pues en un día comer puro cambur o piña o mango no es lo adecuado.

-Beneficios: alta en fibra por lo que disminuye el riesgo de estreñimiento, sin aditivos, sin colorantes, Natural

Perjuicios: pobre en hierro lo que la puede llevar a Anemia ferropénica, pobre en Vitamina B12 lo que puede producir Anemia Megaloblástica o Perniciosa, pobre en Calcio lo que puede interferir con la adecuada densidad ósea lo que conlleva a Osteoporosis. Además la alta cantidad de fibra también limita la absorción de calcio.

Por su parte el Lic. Héctor Crúces. Nutricionista- Dietista, señala que lejos de ser soluciones “milagrosas”  para bajar de peso y mantener un cuerpo envidiable, “las monodietas que se basan en el consumo de muy pocos alimentos pueden aumentar el peligro de sufrir un importante desorden nutricional”.

“Como profesional del área no convalido este tipo de acciones que van en contra de lo saludable. ¿Mis razones?, no existe un alimento que logre reunir por si sólo todos los nutrientes requeridos para el correcto funcionamiento del organismo”.

El experto señala que a largo plazo la “dieta del cambur” no es la mejor manera de perder peso, ya que es una régimen alimenticio muy rico en glúcidos (carbohidratos de rápida absorción) pero pobre en grasas esenciales y proteínas de alto valor biológico. Es por ello que tener esa alimentación, con esas cantidades indicadas representa riesgos de origen clínico por los elevados niveles de potasio.

La elevada ingesta de carbohidratos de alto índice glicémico (rápida absorción) eleva considerablemente el riesgo de padecer diabetes mellitus, debido a los constantes picos de glucemia y es posible que alguna de sus preparaciones “merengadas” tengan algún suplemento “proteína”.

Fuente: Lic. Janet Rodríguez, nutricionista @Nutricionjarod – Lic. Héctor Cruces, nutricionista @sportdiet  – www.dailymail.com.uk

Comenta y se parte de nuestra comunidad