Por: Inés Larrea

Actualmente es muy común escuchar a las personas hablar de desórdenes alimentarios sin saber realmente qué son. “Científicamente hablando los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), son una compleja gama de enfermedades psicológicas o psiquiátricas cuyos síntomas y signos se reflejan o manifiestan como trastornos alimentarios”, pues así lo explica A Tu Salud la Licenciada Janet Rodríguez, especialista en nutrición clínica en endocrinología y metabolismo.

Según comenta la experta, existen varios TCA  los cuales son:

– Anorexia Nerviosa (AN),

– Bulimia

– Vigorexia

– Ortorexia

– Hiperfagia,

– Megarexia etc.

Si bien, no todas son reconocidas pero tienen un factor en común, que es, una percepción alterada de la imagen corporal. “Básicamente se ha conocido que los TCA son un problema femenino, por lo cual la prevención, el diagnóstico y tratamiento de estos desórdenes en hombres ha sido poca”, señala la especialista.

¿Qué revelan los estudios?

Janet Rodríguez, también docente de la Universidad Central de Venezuela (UCV), comenta que estudios recientes publicados en el Reino Unido (Abril 2014) demuestran que los TCA en hombres son más comunes de lo que se pensaba, pues, 1 de cada 2000 hombres tiene Anorexia Nerviosa (AN).

“En el mundo existen muy pocos estudios científicos que investiguen estos problemas y Venezuela no escapa a esta realidad, sin embargo la recomendación por parte de los grupos médicos que trabajan en esta área, sugieren que se debe comenzar por reconocer los síntomas y signos de estos trastornos”, añade la experta.

¿Cómo saber que un hombre padece de TCA?

Rodríguez explica: “lamentablemente por ser tan poco reconocidos o estimados los TCA en hombres, los síntomas como: conteo excesivo de calorías, el ejercicio excesivo, el aislamiento, la purga, el daño a su propia persona o dejar de comer sin causa aparente, son poco tomados en cuenta al momento de realizar un análisis, por esta razón frecuentemente son errados los diagnósticos”.

La especialista también destaca la importancia de destacar que estos problemas se detectan principalmente en jóvenes adolescentes y que muchas personas ya sean amigos, familiares o incluso profesionales de la salud pueden cometer el error de decir que esos cambios que manifiestan estos chicos son parte de la juventud y que se trata de una decisión personal de ellos actuar de tal o cual manera.  Es por ello que se requiere la detección temprana y el trabajo en conjunto de un equipo de salud que pueda tratar el problema conductual así como el problema alimentario.

“Desde el punto de vista de la Nutrición, es importante determinar cuál desorden alimentario está afectando al joven varón, pues, cada desorden amerita una intervención nutricional personalizada y ajustada a la edad, en la cual se puedan corregir aspectos como la eliminación selectiva de alimentos o grupos de alimentos, el contaje excesivo de calorías, las comidas compulsivas, los atracones o comidas copiosas y sobre todo el uso de laxantes para perder peso”, añade Janet Rodríguez.

Fuente: Lic. Janet Rodríguez. Especialista en Nutrición Clínica en Endocrinología y Metabolismo. Docente UCV. Twitter:@nutricionjarod

Comenta y se parte de nuestra comunidad