Por: Johanna Valero.

 

La agenda del primer Taller práctico para el Manejo de las Dificultades en la Alimentación Infantil comenzó el pasado 24 de mayo en las instalaciones del Hotel Eurobuilding, en el salón Costa Esmeralda, con la participación de profesionales de la salud expertos en nutrición de la niñez. El evento que marca el lanzamiento de una campaña educacional sobre cómo gestionar los problemas alimentarios en la población neonatal del programa “Nutriendo Vidas” tiene como objetivo concientizar sobre los riesgos que implican no alimentarse adecuadamente durante la etapa de crecimiento y desarrollo del niño, así como el papel fundamental que tienen los padres en la gestión y superación del problema alimentario. La doctora Rita Antonini, pediatra nutrólogo y consultora privada en Sistemas de Salud Integral (SISCA), explicó para A Tu Salud que “enseñar a comer bien a un niño con dificultad alimentaria resulta difícil, porque es probable que la circunstancia le genere estrés a los padres, es decir, conflictos al momento de sentarse a la mesa, por lo que es importante que se tenga acceso a la información y consejos prácticos que puedan ayudar al infante a que se alimente saludablemente”.

 

Señaló Antonini que “hay niños que son exigentes, selectivos o simplemente desinteresados a la hora de comer. Los padres probablemente consideren esos rasgos absolutamente normales, aunque desalentadores, para el proceso de crecimiento”. Sin embargo, la investigación que se llevó a cabo sugirió que esos comportamientos pudiesen afectar al mismo crecimiento, al desarrollo cognitivo y a la relación alimentaria entre padres e hijos. Agregó también la doctora Antonini que los padres deben poner atención al niño al momento de alimentarse y acudir al pediatra cuando el niño no engorde, no ingiera muchos tipos de alimentos con ciertas texturas y consistencias, o cuando se niegue a comer alimentos de un mismo grupo de la pirámide alimenticia.

 

Antonini refirió para A Tu Salud que “es bien importante consultar a un especialista en pediatría capacitado en el manejo de problemas alimenticios que pueda ayudar a identificar un estilo de crianza que promueva hábitos saludables en el infante”. Por su parte, Abbott Nutrition apoyó el desarrollo de una herramienta de clasificación IMFeD™ que ayude a los especialistas a diagnosticar y manejar las dificultades alimenticias en los más pequeños de la casa. Este programa de educación incluye la colaboración de organizaciones médicas que proporcionarán herramientas útiles que gestionen las dificultades de alimentación. IMFeD™ es un sistema único que tiene como finalidad detectar, evaluar y diagnosticar en los niños dificultades de alimentación, que ofrece una solución a este problema. Hasta la fecha este método está siendo utilizado en 16 países (entre ellos Venezuela) está avalado por nueve sociedades médicas a nivel mundial.

 

Fuente: NDP Creatividad y Media/Abbott Nutrition.

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad