Por: Equipo de Redacción A Tu Salud

La hidratación en los deportes es una medida que se debe tomar para evitar la caída del rendimiento. El agua ayuda a mantener la temperatura corporal y a compensar las pérdidas de fluidos, que se pueden incrementar por las condiciones climáticas.

En el futbol se recomienda ingerir agua o bebidas azucaradas desde el día anterior. Además, antes, durante y después del juego, incluso si no se siente sed, para evitar la pérdida neta de agua corporal antes de un partido.

Un jugador deshidratado causa desventaja para su equipo porque se fatiga y corre mayor riesgo de lesionarse.

Temperaturas en el mundial Brasil 2014

El promedio de temperaturas en el Mundial Brasil 2014 ha sido de 30 grados con una humedad superior a 70%, por lo que La FIFA permitió realizar tiempos muertos o también llamados pausa hidratante, en juegos cuya temperatura pase los 32 grados.

Los equipo europeos son los que se han visto más afectados por las altas temperaturas. Los estadios más calientes de este mundial fueron: Natal, Fortaleza, Recife y el  más temido por los jugadores, Arena de Amazonía.

En los climas calientes se debe beber unos 500 mililitros una hora antes del juego. La temperatura de la bebida debe ser de 15 grados para que su absorción sea de manera más rápida.

Fuente: es.fifa.com / www.futbolparaentrenadores.com / www.abc.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad