Por: Equipo de Redacción A tu Salud

Una de las principales funciones que cumple el hígado es ayudar a desintoxicar el organismo. Es por ello que, si bien la falla hepática aguda es una patología de muy rara ocurrencia, debe ser prontamente detectada por el rápido deterioro que causa en la salud de quien la padece.

La falla hepática aguda afecta principalmente a personas jóvenes. La hepatitis viral y medicamentos, como paracetamol y diclofenaco, entre muchos otros pueden llevar a sufrir esta condición.

Sobre el particular, la doctora Maria Luisa Yataco, especialista del Departamento de Trasplantes de la División de Gastroenterología y Hepatología de la Clínica Mayo de Jacksonville, Florida, añade que la falla hepática aguda también puede ser consecuencia de un virus herpes, aunque esto es poco frecuente y usualmente se presenta en pacientes con inmunosupresión o embarazadas en su último trimestre de embarazo.

Consultada sobre los pasos que deben seguirse para diagnosticar y evaluar una falla hepática aguda, Yataco responde: “Se evalúa la historia personal y los factores de riesgo, como contacto sexual, embarazo, consumo de drogas “recreativas” (éxtasis, metanfetamina, cocaína, hongos alucinógenos, estupefacientes en general), exposición a tóxicos — ya sea en el ambiente laboral o por consumo de setas — herpes labial reciente y presencia de ictericia, viaje reciente junto a personas enfermas e ingesta de fármacos sin control médico, incluyendo los de libre adquisición”.

A nivel clínico, se valora “presencia de anorexia, heces pálidas, orina oscura, náuseas y/o vómitos, dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen”. Además, se debe realizar un examen físico para determinar si hay enfermedad hepática preexistente, ictericia, aumento de tamaño del hígado y, en menores de 40 años, anillos de Kayser-Fleischer, que indicaría  enfermedad de Wilson.

El protocolo puede incluir pruebas adicionales, pero siempre a juicio del médico tratante, quien además debe considerar la posibilidad o no de realizar un trasplante, ya que, más del 65% de los trasplantados sobreviven después del año de la intervención.

Si desea mayor información acerca de los tratamientos para la falla hepática aguda, puede llamar al departamento de Servicios Internacionales al teléfono 904-953-7000 o enviar un email a intl.mcj@mayo.edu.

Fuente: Doctora Maria Luisa Yataco, especialista del Departamento de Trasplantes de la División de Gastroenterología y Hepatología de la Clínica Mayo Jacksonville, Florida 

Comenta y se parte de nuestra comunidad