Por: María Arvelo – Equipo de Redacción A Tu Salud

El crecimiento y el desarrollo del comportamiento del niño está sujeto a un sinfín de factores que van desde lo familiar hasta el detalle más minúsculo del mundo externo. A partir de allí, el ser humano en esta fase inicial formará las bases de futuro como persona adulta.

 En todo este escenario, aparecen los aparatos audiovisuales como la televisión o la computadora, que sin duda tendrán una influencia en los niños. Al respecto,  el psicopedagogo Gilberto González y la psicóloga Patricia González ofrecieron su punto de vista en exclusiva para A Tu Saluden torno a qué distancia debe existir entre los niños y estos artefactos para que no afecten de forma negativa en su crecimiento.

Supervisando a los pequeños de la casa

El psicopedagogo Gilberto González explicó que los niños en su etapa de desarrollo, sobre todo en la inicial, están muy influenciados por el medio ambiente. “En la actualidad, hay muchos aparatos audiovisuales (televisores, internet…) que emiten mensajes que no están acorde a su crecimiento e influye de manera directa en su formación emocional y social”.

Por lo tanto, recomendó que tanto el uso de la televisión como de Internet sean supervisados:“Si los padres se encargan de vigilar y controlar, en la medida de lo posible, la programación de estos medios, no debería afectar de manera directa al niño”.

Advirtió que cuando los niños están expuestos a mensajes de violencia y sexo “van creando conceptos inadecuados de lo que es el comportamiento del ser humano. Esto se puede ver reflejado en actitudes violentas, incrementa el bullying, entre otros”.

Según González, no hay una edad específica en la que los padres deben dejar de supervisar lo que ven o no los niños, ya que una vez que se hacen adolescentes, dejan de ser manejables o moldeables de la misma manera.

La clave del éxito: negociar

Por su parte, la psicóloga Patricia González consideró que apartar al niño por completo del televisor o de Internet puede sustraerlo de la actualidad. “Siempre hay que vigilar lo que los niños ven, pero no se les puede aislar porque de los mensajes que se transmiten en los medios también se aprende”.

A su juicio, la clave del éxito para que estos aparatos no se conviertan en un elemento en contra del crecimiento de los niños es negociar con ellos cuándo verán televisión, cuándo estarán en Internet, etc. “Hablando y supervisando lo que ven o hacen se puede garantizar que esto no sea un enemigo”.

Asimismo, sugirió que desde temprana edad se les estimule a hacer actividades diferentes como leer o pintar, y no se enfrasquen en las nuevas tecnologías.

Fuente: Gilberto González, psicopedagogo / Telf: 0414.239.4867

Patricia González, psicólogo / Telf: 0414.330.1476-0212.551.8921

Comenta y se parte de nuestra comunidad