Por: Equipo de Redacción A tu Salud

El médico estadounidense Kent Brantly, contagiado de ébola en África Occidental y que está en tratamiento en un hospital de la ciudad de Atlanta, muestra señales de "mejora" de acuerdo a Tom Frieden, director de Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

"Es alentador ver que aparentemente mejora. Eso es muy importante y esperamos que siga su mejoría", expresó Frieden en una entrevista.

Según Frieden, las autoridades “saben cómo detener el ébola, se ha intentado y hay mecanismos que lo permiten".

Aunque no existe vacuna contra la enfermedad, los médicos estadounidenses esperan estabilizar a Brantly compensando la pérdida de fluidos hasta que el cuerpo se adapte y logre hacer frente a la enfermedad.

Al mismo centro hospitalario, arribó la misionera Nancy Writebol, también contagiada en Liberia.

Las autoridades estadounidenses han subido al nivel máximo su alerta sobre viajes a Guinea, Liberia y Sierra Leona debido al brote de ébola que del que se han detectado aproximadamente 1.323 contagios y 729 muertes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Posible tratamiento

A pesar de que esta enfermedad no tiene cura, Brantly ha recibido un tratamiento que llamado ZMapp, que es todavía un medicamento experimental que no se había probado en humanos.

En el año 2012, un grupo de investigadores había publicado un estudio en la revista científica “Proceedings of the National Academy of Sciences”, en el que se describe la forma en que ZMapp actúa. En el artículo se explica, por ejemplo, que el suero se compone de tres anticuerpos distintos, cada uno de los cuales está dirigido a combatir estructuras proteínicas especificas del ébola.

Sobre el ébola

Es una enfermedad infecciosa viral aguda que produce fiebre hemorrágica en humanos y primates (monos, gorilas y chimpancé), causada por el virus del Ébola. Debido a su naturaleza letal, este virus es considerado como un arma biológica.

Los primeros síntomas son similares a los de la gripe: inicio repentino de fiebre, debilidad, dolor muscular, dolor de garganta y dolor de cabeza.

Causa vómitos, diarrea, erupción cutánea, insuficiencia renal y hepática, en algunos casos pueden presentarse hemorragias internas y externas.

El virus se transmite de los animales a los humanos. Esto ocurre a través del contacto con la sangre, secreciones, órganos u otros fluidos corporales de animales infectados.
 

Fuente: Organización Mundial de la Salud / Agencia EFE

Comenta y se parte de nuestra comunidad