Por: Equipo de Redacción A tu Salud

La moda de operarse los pies con fines estéticos causa furor en Estados Unidos y Reino Unido. Sin embargo, tal como explica la doctora Ana Torrealba, cirujano plástico, miembro de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, esta práctica, más que beneficios puede traer serios problemas.

“Si bien es cierto que mujeres y hombres pueden sentir complejo por la forma de sus pies o de sus dedos, que las deformidades son frecuentes y su remodelación se realiza desde hace muchos años, las modificaciones o remodelado óseo solo debe realizarse con fines funcionales y no puramente estéticos, debido a que pudiesen traer una cantidad de complicaciones y problemas de función que no existían antes de la cirugía”, explica Torrealba, por lo cual si una persona presenta problemas en los pies o le duelen los dedos, debe acudir a un traumatólogo especializado para que determine si la solución es la cirugía o hay algún otro tratamiento menos invasivo.

Otro caso por el cual algunas mujeres están recurriendo a la cirugía de pies, es porque tienen dedos con mucho volumen, es decir, gorditos. Sin embargo, en estos casos no es factible realizar liposucción. “La piel de la planta de los pies y de los dedos es particularmente gruesa, el porcentaje de grasa, aunque existe, no es considerable, por lo que no se puede  realizar liposucción”, señala la especialista, a la vez que acota: “Además, en los dedos hay una cantidad de estructuras vitales que podrían lesionarse intentando estas técnicas, no apropiadas  para esa área del cuerpo”.

Finalmente, Torrealba hace un llamado a la mesura, pues tampoco es posible recortar la talla de los pies con cirugía plástica, pues son tantos los riesgos y complicaciones que mejor es desistir. Recuerde que si los pies se dañan, por vanidad, se puede comprometer seriamente  la marcha.

Fuente: Ana Torrealba, cirujano plástico, miembro de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva. Twitter: @DraAnatorrealba.