Por: Equipo de Redacción A Tu Salud

Permitir que un niño inicie una actividad deportiva no solo le alejará del sedentarismo, sino también le permitirá desarrollar habilidades y abrirse al mundo.

Existe un deporte para cada edad, para cada tipo de personalidad y para cada necesidad que tengan los niños. Por ejemplo, a un niño tímido le vendrá bien que haga un deporte en equipo porque le ayudará a socializar, mientras que a un niño perezoso le sería más recomendable un deporte individual porque le obligaría a esforzarse.

La elección de un deporte es una tarea que se debe hacer entre el hijo y sus padres. Por lo tanto, es necesario respetar el gusto y el interés de los pequeños, y jamás obligarles a que hagan algo que no les guste.

De acuerdo a la edad

Niños de tres a cinco años de edad: no deben hacer más de tres o cuatro horas de ejercicios físicos a la semana. Además es aconsejable que se pregunte a su pediatra antes de empezar a hacer cualquier deporte por si el niño pudiera tener algún problema respiratorio o físico. A esta edad, la actividad más recomendada es la natación.

Niños de cinco a siete años de edad: a esta edad lo importante es que el niño o niña realice varios y diferentes deportes para que puedan elegir libremente después el que más le guste. Lo ideal sería que practicarán un deporte individual como puede ser la natación, la gimnasia deportiva o las artes marciales (taekwondo, judo, karate), y otro colectivo como fútbol.

Niños de ocho y nueve años de edad: Cuando los niños llegan a los ocho o nueve años, es el momento de pensar si tu hijo se divierte practicando un único deporte o, por el contrario, va a convertirse en todo un deportista y empezar a competir en alguna disciplina.

Según su personalidad

Elegir el deporte más adecuado para los hijos exige conocer sus gustos, capacidades físicas y corporales, posibilidades, carácter y necesidades:

– Para niños coordinados: los deportes de equipo como el voleibol, el baloncesto.

– Para niños inquietos o nerviosos: mejor optar por el atletismo o la natación.

– Para niños perfeccionistas: deportes individuales como la gimnasia deportiva, el tenis infantil, o las artes marciales (taekwondo, judo).

– Para niños fuertes y con buena forma física: se puede optar por deportes de riesgos de lesión como el boxeo y el rugby.

Fuente: http://www.guiainfantil.com/ / http://www.serpadres.es/

Comenta y se parte de nuestra comunidad