Por: Viviana Bautista- Equipo de Redacción A Tu Salud

La virginidad es un tema común entre los adolescentes. Todos hablan de quién es virgen, quién no y quién podría serlo, lo cual, sin duda, representa, tanto para ellas como para ellos, una presión fuerte. Mantener un primer encuentro sexual es una de las decisiones más importantes que se  toma en la vida, por ello el sexólogo Hernando Restrepo le contó a nuestro equipo de  A Tu Salud todos los detalles sobre el tema.

¿Cómo reconozco cuándo es el momento adecuado para perderla?

Eso es relativo. En general uno podría decir que cuando un adolescente, tenga claro para qué quiere empezar su vida sexual: para establecer una relación afectiva, ejercer la función sexual o para reproducirse.

Si el adolescente tiene claro todo esto y se lo comunica a la pareja va a actuar en coherencia a ese para qué.  Por ejemplo: si alguien dice que no le interesa reproducirse va a tomar una conducta diferente. También debe conocer cuáles son los riesgos que implicaría tener relaciones sexuales como las enfermedades de transmisión sexual y la prevención del embarazo no deseado.

¿A qué edad debo hacerlo?

No sería una respuesta que un especialista pudiese dar. Los órganos biológicos deben estar en perfecto estado. Que haya esa madurez sexual y eso varía en una persona o en otra. Pero esa decisión no depende solamente de esa madurez biológica sino de las cosas que mencioné anteriormente. Digamos que no hay un estándar de edad.

¿Cómo saber que la persona con la cual  estoy es la indicada?

Dependiendo del para qué de la persona. SI mi para qué es el enamoramiento o para corresponder el aprecio hacia la pareja, entonces se deben evaluar qué características de la otra persona yo me he planteado como ideal de pareja. Pero si solamente quieres hacerlo por cumplir tu función sexual entonces mira si esa persona que has elegido cumple con esas características físicas. Haciendo una comparación entre el perfil de la pareja ideal vs la que se tiene.

¿A quién  puedo consultar sobre este tema?

Lo ideal sería hablar con los padres. Si se han cultivado los valores necesarios, la persona  podrá decidir libremente cuándo hacerlo.  También podría recurrir a amigos o amigas que tengan las herramientas necesarias o algún profesional en el área.

Fuente: Hernando Restrepo médico sexólogo / twitter: @nandosexologo. Centro de Investigaciones Psiquiátricas Psicológicas y Sexológicas de Venezuela / 0212.551.30.55.

Comenta y se parte de nuestra comunidad