La mononucleosis infecciosa – también conocida, como la ” enfermedad del beso “, porque se transmite a través de la saliva es más frecuente en adolescentes y adultos jóvenes. Pero también  es posible que un niño pueda contraerla mediante la copa de un hermano o una cuchara, juguete de otro niño, o un beso de una relación afectiva que tiene el virus.

Si un niño tiene mononucleosis, los síntomas son similares a los de un resfriado o la gripe y pueden incluir:

Dolor de garganta, ganglios inflamados (en el cuello y, posiblemente, la ingle y las axilas), fiebre o erupciones en la piel.

Cuanto más joven sea el niño, menos graves los síntomas. De hecho, los bebés y los niños pequeños que están infectados suelen tener síntomas leves  o ningún síntoma en absoluto.

El niño en edad preescolar podría haber recogido mono poniendo juguetes en la boca que un niño infectado tiene boca, al compartir utensilios con una persona infectada.

Noticias relacionadas:

Mononucleosis: La enfermedad del beso

Fuente: Jessica Flores médica Pediatra. tupediatraj@hotmail.com  http://www.babycenter.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad