Los antidepresivos son medicamentos recetados para tratar la depresión. Con frecuencia, actúan de manera eficaz, pero al igual que cualquier medicamento, tienen algunas contraindicaciones. Una interacción es la de los antidepresivos con el alcohol.

Las personas depresivas antes de buscar ayuda médica tienden a refugiarse en el licor pensando que eso solucionará sus problemas y como consecuencia empiezan a tener una alta dependencia a la bebida. Pero ¿qué sucede cuando se empieza a tener una medicación y no se detiene la ingesta de alcohol?¿El organismo sufre algún daño?

Robert Lespinasse  médico Psiquiatra explicaque“no es cierto que no se puede beber alcohol, es solo una creencia. Lo que puede pasar es que el alcohol inhiba al antidepresivo. Se puede tomar una pequeña cantidad. No va a pasar absolutamente nada.  Pero uno a veces busca calidad de vida yel alcohol no es indispensable para vivir, sin embargo, hay gente que le gusta tomarse su copita cuando come. No significa un problema grave ni que tenga que interrumpir el tratamiento por eso”.

Si te encuentras medicado no es obligatorio que dejes el alcohol definitivamente. Solo debes procurar tomar cantidades reducidas.

Fuente: Robert Lespinasse  médico Psiquiatra ex director de la sociedad de psiquiatría de Venezuela. Profesor de la Universidad Central de Venezuela@rlespinassez

Noticias relacionadas:

Los antidepresivos pueden aliviar el dolor crónico

Comenta y se parte de nuestra comunidad