Un corazón impreso en 3D permitió a un equipo médico del Morgan Stanley Hospital de Manhattan para salvar la vida de un bebé de dos semanas de nacido. Este corazón es una réplica exacta de un corazón humano de ese tiempo de vida.

El corazón del niño enfermo sufría una serie de anomalías que ponían en riesgo su vida. Una fundación sin ánimo de lucro llamada “Matthew’s Hearts of Hope” costeó la fabricación de este corazón que ha servido a los cirujanos para ensayar antes de intervenir al pequeño.

La intervención era tan compleja que ensayar antes sobre un corazón sintético era esencial para tratar con total seguridad al bebé.

No es la primera vez que la medicina se vale de impresoras 3D para mejorar en los tratamientos e intervenciones de pacientes con diferentes problemas. Hace pocos días supimos que la Universidad de Pekín había implantado la primera vértebra impresa en 3D en un niño de 12 años de edad que tenía un tumor maligno en su médula espinal.

Fuente: http://computerhoy.com/ / http://noticias.lainformacion.com/

Noticias relacionadas:

El infarto durante la mañana puede ser más grave para el corazón

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad