La manzana verde, sobre todo en ayunas, nos ayuda a mantener controlados algunos aspectos vitales para vida diaria y para nuestra salud.

La manzana verde es una de las principales fuentes de flavonoides y son ricas en vitamina C, que actúan como antioxidantes y erradican los radicales libres que causan daño en las células.

La ventaja de comer una manzana verde en ayunas es que le damos a nuestro cuerpo la capacidad de combatir estos radicales desde el primer momento del día. Por lo tanto, comer manzana verde ayuda a la producción de células sanas y reduce la aparición de enfermedades crónicas.

Una manzana verde en ayunas ayudará a quienes estén en el proceso de pérdida de peso. Como son muy bajas en calorías, apenas 80 calorías cada manzana verde, y tiene alto contenido de fibra podrás combatir el hambre matutina.

Otra razón para consumir una manzana verde es que su contenido de potasio es ligeramente alto en comparación con otro tipo de manzanas. Esto ayuda a mantener el ritmo cardíaco estable desde las primeras horas del día.

Fuente: http://mejorconsalud.com/ – http://otramedicina.imujer.com/

Noticias relacionadas:

Merienda saludable