Aunque la báscula es un objeto odiado por muchas mujeres. Lo primero que debes saber es que no te  puedes obsesionar con los números. Lo más importante es que lleves una dieta sana y que incluyas una rutina de ejercicios que te permita hacer tus actividades diarias con normalidad.

¿Cómo debo pesarme?

-Utiliza siempre la misma báscula (sobre una superficie plana).

-Revisa su precisión con un paquete de azúcar, leche, harina. En el paquete de esos alimentos sale lo que pesa, por lo que podrás detectar si la báscula tiene un error.

-Pésate por las mañanas en ayunas (después de ir al baño).

-Sin ropa o siempre con la misma vestimenta, sin calzados estos pueden influir en tu peso final.

-Nunca te peses con la menstruación. Previo y durante estos días el cuerpo retiene líquido.

-Después de hacer ejercicio no es recomendable. El cuerpo pierde líquidos durante el entrenamiento, por lo que estarías engañando a la báscula.

-Para llevar un control saludable pésate una vez a la semana.

Fuente: cosmohispano.com

Por: Equipo de Redacción A Tu Salud

Comenta y se parte de nuestra comunidad