Los pacientes que son diagnosticados con cáncer, de cualquier  tipo, necesitan cuidar su alimentación puesto que  algunos efectos secundarios de los tratamientos dificultan su ingestión y absorción adecuada de los alimentos, afectando de alguna manera su salud y bienestar.

 

Al paciente con cáncer, se le aconseja consumir suficientes alimentos que contienen nutrientes fundamentales: vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, y agua. El  consumo de alimentos adecuados antes, durante y después del tratamiento puede ayudar al paciente con cáncer, a sentirse mejor y conservar su fortaleza.

 

Recientemente se han publicado artículos que señalan que algunos antioxidantes ayudan a combatir el cáner de mama, ante esto la mastólogo María Eugenia Aponte señala “Cualquier antioxidante va a tener un efecto positivo en tu alimentación. La idea es que el paciente mantenga una dieta balanceada, rica en vegetales y frutas.  Debe evitar las carnes rojas. Es muy importante que mantengas esa dieta y dentro de lo que pueda, establecer una actividad física.

 

El paciente con cáncer mal alimentado se siente débil e incapaz de resistir las infecciones o tolerar los tratamientos. El consumo de cantidades insuficientes de proteínas y calorías es el problema nutricional más frecuente al que se enfrentan los pacientes con cáncer.

 

Fuente: María Eugenia Aponte médica mastólogo www.infocancer.org.mx www.sociedadanticancerosa.com María Eugenia Aponte cirujano mastólogo Directora de educación de la Sociedad anticancerosa de Venezuela Correo: educación@sociedadanticancerosa.org. Twitter: @SAnticancerosa.

 

 Noticias relacionadas

 Lo que no sabías del cáncer de mama

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad