“Borracho no come dulce” es la frase  que normalmente se escucha en reuniones sociales. Algunos creen que es porque hace que te embriaguez más rápido y otros porque la mezcla  de alcohol y dulces puede producir nauseas.  Pero ¿cuál es la realidad?







 

El médico general Diego Terraza señala que: “no tiene nada que ver una cosa con la otra. Los  carbohidratos se metabolizan a través de los músculos. Y el alcohol va directamente al hígado”.

 

De igual forma, recuerda no exceder el consumo de alcohol y dulces, durante las celebraciones de Halloween, puesto que puedes perjudicar tanto tu salud física como mental, celebra con conciencia, celebra de forma saludable.

 

Fuente: Diego Terraza médico General.  

Noticias relacionadas:

¿Qué pasa si tomo antidepresivos y alcohol?







Comenta y se parte de nuestra comunidad