“Debes tomar mucha leche para que fortalezcas tus huesos”, “la leche es muy importante para tu crecimiento”, estas son algunas de las frases que escuchamos durante nuestra infancia y llegamos adultos creyendo que la leche muy beneficiosa para mantener nuestro bienestar, pero… ¿y si en verdad no fuera así?

Según un estudio publicado en el British Medical Journal  la creencia de que el consumo de leche puede fortalecer tus huesos podría no ser cierta, e incluso, el abuso de este producto podría acelerar tu envejecimiento e incrementar la mortalidad.

Los expertos analizaron los hábitos de consumo de productos lácteos de más de 100,000 personas en Suecia, durante periodos que van de los 11 hasta los 20 años.

El estudio encontró una relación entre aquellos que consumían más de tres vasos de leche diarios y un aumento en la mortandad y fracturas. Mientras que aquellos que tuvieron consumos bajos o moderados presentaron una mejor salud y menos fracturas.

Entre las mujeres, 60,000 de los sujetos del estudio, se encontró que el consumo excesivo de leche aumentaba dos veces las probabilidades de fallecer a causa de enfermedades del corazón y aumentaba el riesgo de tener fracturas de cadera.

“Nuestros resultados pueden cuestionar la validez de las recomendaciones de consumir altas cantidades de leche para prevenir la fragilidad de los huesos”, argumenta el estudio.

Una de las razones por las que este patrón puede no ser tan saludable es que los altos niveles de los azúcares encontrados en la leche, principalmente la galactosa, pueden ocasionar inflamación en los huesos, lo cual causa debilitamiento y posteriores fracturas.

 

Fuente: cnnespanol.cnn.com

También puedes consultar:

¿Cómo hacer leche de almendras?

Cuando la leche es el problema

¿Te gusta la leche?

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad