Normalmente, tras una jornada agotadora en el gym, una caminada, el dolor muscular tiende aparecer a las 24-48 horas.  Para combatir con esta tediosa sensación te proponemos 7 formas  para aliviar las molestias:

1. ¡Calienta!: Es obligatorio que al comenzar y al terminar tu ejercicio, hagas tus estiramientos. Repítelos varias veces para que el músculo se vaya preparando.

2. ¡Hielo!: Colocar una bolsa de hielo en la zona que hayas trabajado lo más inmediato que puedas, así se reducirá la inflamación muscular.

3. Baños calientes: Toma un baño de agua caliente después de entrenar, por lo menos, 30 minutos. Te reconfortará, al tiempo que relajará los músculos y activará la circulación.

4. Toma mucha agua: El agua es la base de una buena hidratación, y si nuestros músculos lo están, no notaremos los llamados calambres musculares.

5  Jengibre: Si lo tomas ocho días antes de comenzar tu nueva rutina de ejercicios, reducirá el dolor un 25%, según diversos estudios.

5. Jugo de cereza: Varios estudios británicos han demostrado que la cereza acelera la recuperación tras el ejercicio intenso.

 

Fuente: cosmoenespanol.com

También puedes consultar:

Entrenamiento para corredores

Workout: una nueva manera de hacer fitness

Siete consejos para no aburrirte del gimnasio

Comenta y se parte de nuestra comunidad