¿Por qué se satanizan tanto los granos? Es decir, por qué, la mayoría de las veces se les excluye de las dietas sin más razón que son carbohidratos y los carbohidratos engordan.

Los granos son efectivamente carbohidratos, pero carbohidratos de gran valor nutricional. Imagínense que los granos tienen en su composición: entre un 20 y un 30% de proteínas, además de fibra, vitaminas, minerales, cero colesterol y un ínfimo nivel de grasas.

Además, los granos son excelentes aliados de nosotras, las mujeres que vivimos ahorrando minutos para dedicarlos a los placeres que nos brindan bienestar y calidad de vida, porque se cocinan fácilmente y, aunque la cocción puede ser un poco más larga, en un fin de semana puedes cocinar una buena variedad de granos y congelar pequeñas porciones (duran hasta 6 meses en el frízer).

Por otro lado, y se los comento porque ha sido mi propia experiencia, los granos poseen un alto contenido de hierro, muy favorable para los deportistas en su entrenamiento, además que su contenido en carbohidratos aporta la energía necesaria para el desempeño. Yo como corredora considero que es una opción maravillosa para cargarme de combustible y  así correr al día siguiente, al mismo tiempo que nutro bien mi cuerpo porque el hierro ayuda a prevenir lesiones.

Y lo mejor de todo es que los granos ayudan a controlar la GHRELINA, que es la hormona del apetito, ésta hace que te mantengas satisfecho por más tiempo y comiendo poca cantidad.

También previenen enfermedades cardiovasculares, al servir de vehículo de arrastre del colesterol que producimos o ingerimos.

Comenta y se parte de nuestra comunidad