La buena alimentación se enseña en el círculo familiar. Los niños que aprenden a comer saludablemente tienen menos posibilidades de contraer enfermedades cuando son adultos. Algunas recomendaciones para mejorar la alimentación de nuestras familias son:

1. Prepara comidas caseras en lugar de salir a comer fuera o comprar comidas hechas. Una cosa es comer fuera eventualmente y otra muy distinta es hacerlo todos los días por falta de tiempo. Las comidas caseras son más sanas porque contienen menos grasas, menos sal y están libres de conservantes.

2. Incluye siempre frutas y verduras. Hay muchas maneras de incluir vegetales y frutas en nuestros platos, además hay muchas formas de hacerlo agradable. Es cuestión de utilizar la imaginación.

3. Haz partícipes a los niños mientras compras y preparas la comida. Esto, además de fomentar mejores relaciones, permite que los niños aprendan a seleccionar lo que más les gusta dentro del abanico de opciones saludables que puedes enseñarle.

4. Coman en familia. Sentarse todo el grupo familiar a la mesa resulta tan favorecedor que, incluso algunos estudios han demostrado que los niños que comparten las comidas con sus padres tienen su auto-estima más elevada .

Fuente: www.imujer.com

También puedes consultar:

Comer en familia reduce el ciberacoso 

Comer en familia promueve la salud en los niños

Hijos de padres que comen afuera podrían mantener el hábito 

 

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad