Aunque la mayoría de los padres sigue inculcando a sus hijos la preferencia por un color u otro, según el género, lo cierto es que varios estudios revelan que podría haber preferencia por el azul.

La mayoría  de los estudios concluyen que los bebés y niños en general sienten atracción por los colores primarios como el rojo y el azul, no así por el rosado.

Otros estudios han visto que en estas edades suele haber preferencia por el color azul, tanto para un género como para el otro.

En cuanto a los adultos, las preferencias son similares, como lo reveló un estudio que en 2007 realizaron unos investigadores de la Universidad de Newcastle, Reino Unido, pues la mayoría de los adultos demostró preferencia por el azul.

Por otro lado, la cultura o crianza también puede modelar las preferencias en cuanto a colores. Para comprobarlo, en un estudio realizado en 2011, los investigadores mostraron a niños y niñas de un año, un par de objetos idénticos, como brazaletes o cajas de dulces, pero uno rosado y otro de cualquier otro color. Lo que encontraron fue que los objetos rosados eran elegidos igual que los de cualquier otro color. No había preferencia en esa edad.

Sin embargo, en ese estudio se comprobó que  con aquellos que ya habían cumplido los dos años  ocurría lo siguiente: las niñas sentían preferencia por el rosado, mientras que los niños lo rechazaban. Esta es la edad cuando los niños comienzan a tomar conciencia de su género.

Fuente: BBC Mundo

Noticas relacionadas:

¿Por qué estornudamos?

Cosas que no sabías de tu cerebro

¿Cómo el cerebro decide si eres zurdo o diestro?

Comenta y se parte de nuestra comunidad