Para aliviar el dolor de huesos y articulaciones, te ofrecemos algunas ideas que pueden complementar el tratamiento indicado por el médico:

Papa: Aplica sobre una gasa, el jugo de una papa licuada con un poquito de agua. Colócate la  gasa sobre la parte donde está el dolor. El jugo de papa fresca tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, lo que la hace muy útil cuando  hay dolor en las articulaciones.

Repollo: Calienta una hoja de repollo y aplícala sobre el área en la que se concentra el dolor mientras está caliente.

Manzanilla: El aceite de manzanilla ayuda a rebajar la inflamación y reducir el dolor, bien sea de huesos o articulaciones. Lo ideal es realizar un masaje sobre los huesos o articulaciones donde se siente el dolor.

Eucalipto: Al igual que la manzanilla, sirve para darse fricciones. Hay que diluir 20 o 30 cc /ml de aceite esencial de eucalipto  en agua y realiza fricciones sobre el área donde sientes el dolor, sea hueso o articulación.

Romero: Del mismo modo, el aceite de romero utilizado en masajes alivia el dolor de huesos o articulaciones.

Fuentes: www.botanical-online.com

También puedes leer:

Cuando la piel y las articulaciones sufren juntas

Actividad física y alimentación sana previene la artrosis

¿Tengo artritis?

Comenta y se parte de nuestra comunidad