Una gripe o catarro que dura meses, podría ser una rinitis no alérgica, también llamada rinitis vasomotora, según se expresa en la última edición de Mayo Clinic Health Letter.

Explica la publicación que tanto la rinitis alérgica como la no alérgica comparten muchas señales y síntomas, tales como estornudos, congestión nasal, catarro o mucosidad en la garganta. La diferencia es que la rinitis no alérgica ocurre sin la participación del sistema inmunitario y consiste en una irritación del revestimiento nasal.
Diagnóstico: Los médicos diagnostican rinitis no alérgica una vez descartada la presencia de alergias. A fin de descartar infecciones crónicas de los senos paranasales y otros problemas similares, sería adecuado realizar una endoscopia nasal o una exploración por tomografía computarizada.
Causas: La rinitis no alérgica se presenta cuando algo irrita e inflama el revestimiento de la nariz, lo que ocasiona la dilatación de los vasos sanguíneos y aumenta la cantidad de líquido y sangre en el revestimiento de la nariz. Los desencadenantes pueden ser el polvo, los olores fuertes, la exposición al aire frío o seco, las complicaciones de una gripe, la comida picante o muy condimentada, las bebidas alcohólicas, el estrés, ciertos medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno, los medicamentos para tratar la hipertensión y también los sedantes, los antidepresivos, los anticonceptivos orales y los fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil.

Cuidados en casa: La mejor manera de curar la rinitis no alérgica es evitando los desencadenantes, pero eso no siempre es posible. Cuando los síntomas son leves, sonarse suavemente la nariz, poner un humidificador o permanecer hidratado puede ayudar. Enjuagar los conductos nasales con solución salina también puede ser útil porque la sal ayuda a extraer el líquido del revestimiento nasal hinchado, encogiéndolo y facilitando la respiración. Las farmacias venden solución salina, de lo contrario, usted mismo puede fabricar la solución salina en casa mezclando 8 onzas de agua destilada con ¼ de cucharita de sal sin yodo y ¼ de bicarbonato de soda.

Fuente. Mayo Clinic Health Letter

También puedes consultar:

Control de alérgenos para mejorar la rinitis

Tratamiento para la rinitis alérgica

Bajas temperaturas agravan la rinitis

Comenta y se parte de nuestra comunidad