Algunos de los kilos extras de Navidad pueden ser producto de la retención de líquidos. Así que, si te sientes hinchada, sobre todo en piernas, abdomen o manos, prueba a realizar alguno de estos ejercicios:

Mueve tus piernas: ya sea en actividades dirigidas, usando la bicicleta o saliendo a caminar.

Ejercicios de fuerza: no temas hacer pesas, simplemente busca orientación y comienza con poco peso para evitar lesiones. También realizar ejercicios como las sentadillas o trabajos específicos de la parte superior del cuerpo ayudan a “encender” tu metabolismo, además de fortalecer tu musculatura y quemar calorías.

Nadar: la natación es un ejercicio excelente en estos casos debido a la posición horizontal que adoptamos, la presión del agua y el trabajo integral del cuerpo

Realiza estiramientos al finalizar tus entrenamientos: Puedes elevar tus piernas cuando estés estirando. Es por una cuestión de gravedad que la retención de líquidos se hace más patente en tus piernas. Dejarlas en alto mientras estiras puede ayudarte.

Fuentes: Fernando Orpinell , www.nosotras.com

También puedes consultar:

Retención de líquidos

¿Puedo engordar en un solo día?

Cuando hasta el agua hace engordar

Comenta y se parte de nuestra comunidad