Un estudio de la Universidad de Pensilvania, publicado en la revista The Lancet Respiratory Medicine,  reveló que a través de un simple análisis de sangre se podría seleccionar la terapia más adecuada para dejar de fumar, en cada individuo.

Dicho análisis ofrece una información clave: la velocidad con la que se metaboliza la nicotina, es decir, el tiempo que permanece la sustancia en el organismo desde que se dejó de fumar.

Asimismo, los autores señalaron que cerca del 60% de las personas que quieren dejar de fumar desiste en los primeros 7 días, lo cual podría superarse gracias a este análisis de sangre.

Fuente: www.docsalud.com, www.abc.es

También puedes consultar:

Dejar de fumar sí es posible

Dejar de fumar engorda

Dejar de fumar al estilo 2.0

Comenta y se parte de nuestra comunidad