Según un estudio reciente, comer poco, aleja los riesgos de sufrir enfermedades cardíacas, hipertensión y accidentes cerebro vasculares. Y también podría retrasar el envejecimiento y los problemas relacionados con la edad, como la pérdida de memoria.

El trabajo fue presentado en la reunión anual de la Sociedad de Neurociencias. Señala que una dieta baja en calorías – en especial si es baja en carbohidratos – puede ayudar a frenar el envejecimiento y las fallas de memoria al regular el comportamiento de miles de genes.

El equipo de investigadores analizó los efectos de una dieta reducida en calorías en 900 genes distintos vinculados con el proceso de envejecimiento y la formación de la memoria en el cerebro.

Fuente: http://salud.univision.com/

Noticias relacionadas:

¿Sigues una dieta vegana?

Así debe ser tu dieta cuando estás operado de la vesícula

Dieta de la sopa: ¿buena o mala?

Comenta y se parte de nuestra comunidad