Para muchas personas, la cáscara de los alimentos es un desperdicio sin utilidad aparente. Sin embargo, su composición química posee un valor nutricional que previene el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer y obesidad.

A continuación te presentamos 7 alimentos, de los que se puede aprovechar su cáscara:

Mandarina: La piel de esta fruta contiene un compuesto llamado salvestrol Q40, utilizado para combatir algunos tipos de cáncer. Puedes triturarla y con un poco de jugo de mandarina ingerirlo en ayunas y sin colar.

Maní: Al ingerir de 10% a 20% de maní con cáscara, al día, se aumentan los niveles de antioxidantes requeridos por el organismo para evitar la oxidación celular.

Patilla: contiene citrulina (la parte blanca de la fruta), un potente dilatador de los vasos sanguíneos.

Manzana: la piel de las manzana tiene varios compuestos que inhiben o aliminan las células cancerígenas.

Berenjena: su piel contiene un fitonutriente llamado nasunin, un potente antioxidante que ayuda a revertir el daño celular provocado por el envejecimiento o por malos hábitos.

Pepino: su cáscara contiene fibra, betacaroteno,  y vitamina A que ayudan a cuidar el sistema óseo y tejidos. Además controla el daño producido por las células en la piel.

Piña: es un maravilloso depurativo de la sangre, tiene una acción diurética y alivia la inflamación.

Zanahoria: Al tratarse de una raíz, la mayoría de sus nutrientes y minerales son absorbidos a través de la piel.

Fuente: http://enforma.salud180.com/

También puedes consultar:

La manzana: Más que un refrigerio saludable

La envoltura de mandarina: Lo último en tratamientos estéticos

Beneficios de la mandarina

Comenta y se parte de nuestra comunidad