Recientemente, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos aprobó un implante, el primero de su tipo, que controla el apetito al estimular eléctricamente los nervios estomacales.

El implante envía señales eléctricas a los nervios que rodean al estómago, bloquean los nervios, reduce las punzadas de hambre y hacen que la persona se sienta llena.

El fabricante del dispositivo señaló que el dispositivo busca tratar la obesidad mórbida o extrema.

Por otra parte, la FDA indicó que el dispositivo fue aprobado para su uso en personas a partir de los 18 años que tengan un índice de masa corporal (IMC) de entre 35 y 45, y que sufran de al menos una afección más relacionada con la obesidad, como la diabetes tipo 2.

Las personas que reciban el implante, también deben haber intentado, y no haber logrado, perder peso mediante un programa tradicional para perder peso, señaló la FDA.

Fuente: www.medlineplus.com

También puedes consultar:

Buenos hábitos alimenticios inicial desde el hogar

Luchando contra la obesidad infantil

La obesidad puede ser una discapacidad

Comenta y se parte de nuestra comunidad